Ruta en coche por el sur de La Palma

Excursión desde Santa Cruz de La Palma hasta Puerto Naos
Si se quiere comprobar por qué a La Palma se le llama la Isla Bonita más allá de su espectacular caldera de Taburiente, esta ruta por el sur resulta perfecta. Cascos históricos, zonas volcánicas, Atlántico imponente, áreas agrícolas y baños finales componen una carta irresistible que dan ganas, simplemente, de repetir al poco. De la capital a Puerto Naos, las vistas y paisajes, el habitual sol sureño en una isla muy verde y la cercanía a la naturaleza dan sentido a arrancar el coche
Visita al volcán de Teneguía, Mazo y el oeste de La Palma
La excursión parte de la capital, con su riqueza patrimonial y su puerto. Continúa por Breña Baja y Alta, ideales para desayunar antes de visitar el precioso casco de Mazo, con su museo con bordados tradicionales y el principal yacimiento arqueológico insular. Hacia el sur, y tras pasar por Tigalate, los pueblos de Las Caletas y Las Indias regalan vistas inolvidables del Teneguía, último volcán que erupcionó en las Islas Canarias (1971). De ahí hasta Puerto Naos, al suroeste, el paisaje se agiganta antes de un baño reponedor.
Max alitude
-
Route km
-
Estimated time
-
Localidad
Santa Cruz de la Palma

TENERIFE

TENERIFE

GRAN CANARIA

GRAN CANARIA

FUERTEVENTURA

FUERTEVENTURA

LANZAROTE

LANZAROTE

LA GRACIOSA

LA GRACIOSA

LA GOMERA

LA GOMERA

LA PALMA

LA PALMA

EL HIERRO

EL HIERRO
No te lo puedes perder
Imagen
Santa Cruz de La Palma
Título
Santa Cruz de La Palma

Capital de la isla y puerto clave en la ruta histórica hacia América

Fundada en 1493 por el conquistador castellano Alonso Fernández de Lugo, conocido como El Adelantado, la capital de La Palma siempre ha dependido de su puerto y de su vínculo con el mar. Esta ruta por el sur de la isla parte de una localidad con gran relación con América, lo que se refleja en la tradición de los indianos que venían de Cuba, en su arquitectura, sobre todo por los famosos balcones de madera, y su idiosincrasia. El vínculo es tal que, en 1558, el rey Felipe II crea en esta ciudad el primer Juzgado de Indias, lo que hizo que todos los buques españoles que iban en comercio hacia las colonias americanas tuvieran que registrarse aquí.

La relación con el mar queda marcada también por el paso de piratas, como el célebre francés Pata de Palo (François Le Clerc), quien destruyó la ciudad en 1553. Su rico patrimonio de estilo renacentista, barroco y neoclásico, en el que destaca la iglesia del Salvador, la convierte en un lugar ideal para desayunar en los numerosos bares, tascas y restaurantes antes de entrar en el coche. Sus callea adoquinadas, sus dos teatros (el Chico y el Circo de Marte) y sus museos, como el naval, habilitado en una espectacular réplica de la nave con la que Colón descubrió América, convierten la salida en un punto tan atractivo como lo que queda de jornada.

Imagen
Santuario de Nuestra Señora de Las Nieves
Título
Santuario de Nuestra Señora de Las Nieves

Visita a la segunda talla católica más antigua de las Islas Canarias

Desde la capital, y en un terreno con curvas que asciende con rapidez por la gran inclinación de la Isla, la primera parada de esta ruta ha de hacerse en el santuario de la Virgen de Las Nieves, patrona de La Palma. Con excelentes vistas, este enclave acoge a numerosos visitantes y permite comprobar la admiración que sienten los palmeros por la segunda talla católica más antigua de las Islas Canarias, también vinculada a los aborígenes, tal y como ocurre con la virgen de Candelaria. La imagen es de estilo románico tardío y modelada en terracota policromada. Su tesoro y joyeros son de los más valiosos del Archipiélago. Desde 1676, se celebra la conocida Bajada de la Virgen cada cinco años hasta la iglesia del Salvador, en Santa Cruz, tradición vinculada primero a una sequía y luego asentada como uno de los símbolos de la Isla. 

Imagen
Breña Alta y Breña Baja
Título
Breña Alta y Breña Baja

Visita a dos pueblos con riqueza patrimonial y tradición de puros

En dirección sur, una carretera sin muchas rectas lleva hasta localidades como Buenavista de Arriba, con la permanente vista del cercano risco de La Concepción, que protege parte de la capital y el puerto. No obstante, la ruta aconseja parar en el pueblo anexo de Breña Alta, famoso por su producción de tabaco o puros tradicionales de La Palma, de prestigio mundial. Si se quiere conocer más de esta actividad, el centro temático del puro da profusos detalles.

Este pueblo, de gran arraigo deportivo, ha ido creciendo en las últimas décadas por su tranquilidad y la escasez de viviendas en Santa Cruz, con lo que muchos residentes han optado por esta zona para vivir. Sin embargo, Breña Alta destaca también por su patrimonio. Entre otras joyas, sobresale la iglesia de San Pedro Apóstol y la plaza de La Lealtad, de 1539. La iglesia fue primero ermita y adquiere su forma actual desde 1680. Asimismo, destacan los numerosos portones históricos de casas y fincas, así como casonas señoriales en una localidad de gran arraigo agrícola en su parte alta y con una amplia oferta rural.

Si Breña Alta es ideal para descansar un poco y desayunar, su hermana Breña Baja también reúne  atributos sobrantes como para detener el coche. Con atractivas vistas del Atlántico, y a través de una carretera menos sinuosa, esta localidad alberga la iglesia de San José, edificada en 1548 y
declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento en 1996. Entre otras, alberga la imagen de Santa Anta, talla flamenca del XVI. Su calidad de vida, su sol garantizado y su ubicación cercana a la capital también han convertido a este pueblo en referente residencial.

Imagen
Mazo
Título
Mazo

Villa con gran tradición de calados y de alfombras de flores

Sin que la vía principal de la ruta se complique mucho, algo poco habitual en el resto de la Isla, se llega al pueblo de Mazo. La iglesia de San Blas (1605) destaca en el patrimonio local, rociado de numerosas casas típicas bien conservadas. Desde su plaza se contemplan excelentes vistas del océano y parte del sur de la Isla. En su casco histórico, con algunas vías empedradas, se ubica también el impactante museo Casa Roja, en el que se exhibe la gran tradición de bordados de la localidad y la festividad del Corpus Christi (que se celebra en septiembre), declarada fiesta de Interés Turístico Nacional y consistente en la elaboración de alfombras de flores.

Si se continúa hacia el sur, pero aún dentro de la localidad de Mazo, el parque arqueológico de Belmaco, con sus distintas cuevas, permite comprobar petroglifos aborígenes y cómo se desenvolvían los benahoaritas, los guanches de la isla. Al poco, la carretera muestra los malpaíses en un terreno cada vez más árido que deja ver la punta sur de La Palma, marcada por los volcanes de San Antonio y Teneguía.

Imagen
Punta sur y Teneguía
Título
Punta sur y Teneguía

Visita al último volcán en erupcionar en las Islas Canarias (1971)

Tras pasar por el último barrio de Mazo (Monte de Luna), la ruta se adentra en la parte más seca de La Palma, aunque se atraviesa parte del pinar del Parque Natural de Cumbre. La localidad de Fuencaliente ofrece vistas maravillosas de las formas que ha dejado la lava gracias volcanes como el de San Antonio o Teneguía, el último en erupcionar en las Islas Canarias (1971). Los barrios de Las Caletas, Las Indias e incluso, Los Quemados, aunque éste se haya un poco más debajo de la carretera general propuesta, resultan ideales para comer algo y disfrutar de unas vistas impresionantes del Atlántico y del negro volcánico, sazonado también de rojos y el verde de la meritoria agricultura local. La cámara se torna en imprescindible para inmortalizar unos parajes de muchos con trastes y con grandes acantilados y una costa escarpada desde que la vía deja el Sureste para ascender por el Suroeste.

Imagen
Puerto Naos
Título
Puerto Naos

Localidad costera con playa y atractivo paseo para tomar una copa

La carretera sigue siendo mayormente recta si se compara con el interior y la parte norte de la Palma. Desde Las Indias, las vistas del Atlántico siguen siendo impresionantes, aunque se aprecia con claridad la inaccesibilidad de parte del litoral, sobre todo en la zona del roque y punta de Los Guinchos. Tras pasar pueblos como Jedey, se llega a San Nicolás y, desde aquí, se debe bajar hacia Las Manchas para, en pocos minutos, alcanzar Puerto Naos. La segunda zona turística más concurrida de la isla ofrece una atractiva playa de arena negra volcánica, un sol casi garantizado y los servicios de un lugar con hoteles y apartamentos pero que, sin embargo, sigue conservando su esencia de coqueto pueblo pesquero, con platanera y otros cultivos dando el toque verde. Las terrazas, bares, restaurantes y tiendas del paseo marítimo y calles cercanas resultan perfectas para acabar la ruta, comer algo y bañarse en un Atlántico reponedor.

Sustainability
Sostenibilidad
- Never leave waste of any type lying around, including cigarette butts. Leftover food leads to a proliferation of rats and wild cats, which pose a serious threat to the fauna.
- Use the waste- paper baskets and, insofar as possible, separate and place your recycling waste in the appropriate containers.
- Do not throw any waste or other objects into the sea.
- Respect the animals. Do not bother them or feed them. If you see an injured specimen, you can call the emergency number: 112. Do not pick flowers or plants.
- Do not pick up or take away stones or any other item from the natural environment. And do not move them to pile them up into sadly famous 'towers'.
- In natural spaces and at viewpoints, do not leave the trail or the spaces designated for people to be in.
- Respect and look after the area's historic and cultural heritage, along with the public furniture and items for visitors, such as information panels or telescopes and binoculars.
- Drive carefully and responsibly.
5
9
10 14
262
10045